¿EMPRENDIMIENTO SOCIAL? - Método Sáncal
21830
post-template-default,single,single-post,postid-21830,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

¿EMPRENDIMIENTO SOCIAL?

Emprender. Ser emprendedor. Emprendimiento e Innovación Social.

 

En las últimas semanas hemos asistido a varios eventos que tenían como tema común “el emprendimiento” y donde hemos tenido la oportunidad de dar nuestro punto de vista y compartir opiniones y experiencias con otros emprendedores y profesionales de distintos sectores. Hoy queríamos compartir con vosotros algunas de nuestras reflexiones sobre estos temas o algunos otros que de una u otra manera, tienen algo que ver.

 

Creo que la pregunta por la que deberíamos empezar es ¿Porqué emprendemos? O mejor aún, ¿Porqué hacemos lo que hacemos? Recuerdo, en una reunión en un centro de investigación, la cara de sorpresa del facultativo con el que nos reunimos al terminar de contarle en qué consistía Método Sáncal, y su asombro preguntándonos ¿Porqué lo hacéis? ¿Cómo habéis llegado a esto sin pertenecer a ninguna Institución ligada a la salud o la Investigación? La respuesta fue instantánea: “porque sabemos la repercusión que esto tiene en los colectivos a los que nos dirigimos”. Aunque esto en realidad responde a porqué seguimos haciendo lo que hacemos. Pero, ¿cómo fue el comienzo?

 

Emprender es una cuestión de actitud, y en este sentido, o estas comprometido al 100% o no lo estás en absoluto. Está claro que aquí no caben las medias tintas, porque es una forma de vida. Para nosotros, el germen del Método fue ver la repercusión que unas simples clases de piano empezó a tener en un pequeño grupo de adultos mayores. La inquietud que generó en nosotros nos llevó a investigar si había sido estudiado previamente en el ámbito científico, y finalmente el esfuerzo y la constancia de un grupo de chavales trabajando por aquello en lo que creían hizo posible sacar a la luz lo que hoy en día en Método Sáncal.

 

Los tiempos cambian y las formas también. Si lo que hay no funciona hay que buscar nuevas formas, nuevas maneras, nuevas miradas. Salir de lo obvio, de lo encorsetado y de lo establecido. Para nosotros emprender es luchar por lo que creemos, por lo que soñamos que podemos llegar a aportar para de este un mundo mejor. ¿Es esto emprendimiento social? Al menos, para nosotros sí.

 

¿Lo que nos mueve? Ver los resultados, nuestra sorpresa cada día ante mejoras inesperadas, la respuesta de cada usuario, la ilusión, la motivación, el sentir que generamos cosas buenas. Esto nos ayuda a saber que vamos por el camino correcto, también la búsqueda constante de la excelencia, de trabajar cada detalle, de estudiar detenidamente cada aportación al Método.

 

¿Y vosotros, qué pensáis?

 

Un abrazo,

 

Marián Sánchez

No comentarios

Publicar un comentario