HISTORIA

Todo surgió a raíz de la llamada de Marián, una señora de 70 años  que quería aprender a tocar el piano. Compartíamos el mismo nombre, y comenzamos a compartir un bonito camino juntas que ha derivado en lo que hoy, cuatro años después, y gracias al trabajo de todo un equipo multidisciplinar, es Método Sáncal.

Comenzamos a trabajar con adultos mayores en los que empezamos a notar que, tras las sesiones de piano, las mejoras iban más allá del plano de la práctica del instrumento y de la subida del estado de ánimo que puede esperarse. La inquietud de que las sesiones estaban ayudándoles a mejorar distintos aspectos de sus salud, nos levó a investigar y a encontrar que, sorprendentemente, empezaban a aparecer en el ámbito científico estudios que demostraban aquello que estábamos comprobando en primera persona. El impacto que tocar el piano tenía a nivel cerebral en aquellas personas mayores era asombroso: resultaba ser un auténtico entrenamiento físico para sus cerebros, y las mejoras que ellos notaban, estaban relacionadas con que los beneficios que tocar el piano les confería a nivel cerebral, eran transferibles a la realización de otras actividades de la vida diaria. Es decir, que el entrenamiento cognitivo que estaban realizando a través del piano les preparaba para realizar mejor cualquier otro tipo de actividad: les optimizaba. Así desaparecían las pequeñas pérdidas de memoria, o eran capaces de concentrarse mejor y durante más tiempo en su día a día.

EXPERIENCIA EN AMÉRICA

Al acabar el posgrado, decidí realizar una estancia en Filadelfia para entrar en contacto con investigadores implicados en estudios relacionados con la neurorrehabilitación mediante el aprendizaje musical de un instrumento como el piano, y tras otra etapa en Chile, trabajando como profesora en la Universidad Tecnológica Metropolitana, volví a España sabiendo que dedicar el 100% de mi tiempo a sacar adelante este proyecto merecía la pena y había un motivo fundamental: la repercusión que podía llegar a tener en las personas a las que nos dirigimos. Saber que juntos, uniendo nuestras disciplinas y realizando la transferencia de conocimiento científico a una propuesta empresarial, podemos hacer que cualquier persona que lo necesite pueda acceder a este programa desde cualquier parte del mundo, es lo que nos mueve cada día. Porque trabajamos para aportar nuestro granito de arena a la sociedad, luchando por hacer posible que vivir más signifique vivir mejor.

EL MOMENTO DE EMPRENDER

En 2016 comenzamos en el programa “Yuzz, jóvenes con ideas”, del que resultamos ganadores. Durante el programa completamos el equipo Sáncal, compuesto por Ángel Yorca, Psicólogo especializado en Neuropsicología; David Ríos, Ingeniero Informático; Julio Camargo, máster en Marketing y Comunicación y Marián Sánchez, Músico y Arquitecto máster. Sin ellos lo que ahora es el Método no hubiera sido posible. Si la llamada de Marián fue el germen, Yuzz supuso la eclosión, la oportunidad de ir a San Francisco y reunirnos con el departamento de Neurorrehabilitación del UCSF Medical Center.

Después de Yuzz, han venido otros reconocimiento como el premio Emprendedor XXI que otorga Fundación la Caixa en conjunto con el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, además de colaboraciones con instituciones como el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, la Universidad de Granada, La Universidad Europea del Atlántico y diversos Centros de Emprendimiento.

Durante este recorrido hemos investigado cómo repercute aprender a tocar el piano a nivel cerebral en cada etapa de la vida, incluso en condiciones patológicas. Este conocimiento nos ha llevado a proponer una nueva metodología de enseñanza musical con múltiples aplicaciones en diferentes colectivos, partiendo de la base de la enseñanza del piano con ejercicios en lenguaje musical diseñados para entrenar las diversas habilidades cognitivas. ¿El resultado? El cambio de rumbo de la enseñanza musical y su uso, adaptado al conocimiento neurocientífico reciente y también a los nuevos tiempos mediante la inclusión de las nuevas tecnologías.

Seguimos abriendo puertas, dentro y fuera de España. Porque lo que nos mueve es la certeza de saber que todo el esfuerzo merece la pena si eres capaz de crear sonrisas. ¿Nos acompañas en el resto de la historia? #Sancalízate