ME PRESENTO: SOY MARIÁN SÁNCHEZ - Método Sáncal
20918
post-template-default,single,single-post,postid-20918,single-format-video,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.6,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

ME PRESENTO: SOY MARIÁN SÁNCHEZ

“Ninguna idea para ayudar a otros, es bastante loca si nace como producto de la reflexión” Antonio Molina. 7.01.2014

 

Era principios de 2013. Mientras estudiaba el postgrado, daba clases de piano y llevaba meses trabajando exclusivamente con adultos mayores. Se me ocurrió que podía aprovechar todo el material que estaba generando y la experiencia que estaba adquiriendo con ellos para crear un método de enseñanza adaptado a sus inquietudes, a sus necesidades particulares, a su forma de aprender. Era además, una bonita forma de mantener la mente ágil. Y mientras iba estructurando el contenido descubrí un par de artículos en los que se ponía de manifiesto los beneficios que para ellos tenía esta actividad: mejora la reserva cognitiva, recuperación de memoria a corto plazo, mejora del estado de ánimo y la calidad de vida. Fue cuando empecé a hacer las maletas camino de Filadelfia.

 

Así empezó Método Sáncal. Puedo decir que desde entonces el proyecto ha “pivotado” bastante. tres años más de experiencia, de trabajo en equipo, de trabajo multidisciplinar, de mucho estudio y de ilusiones compartidas han hecho de esa idea inicial un proyecto sólido con resultados asombrosos. Es verdad que cuando trabajas por aquello en lo que crees, en lo que realmente te apasiona, nada puede frenarte. Pero también es verdad que el camino a recorrer es difícil. Ser emprendedor no es nada fácil, y hay momentos duros. Momentos en los que te replanteas si todo el esfuerzo llegará a buen puerto, momentos en los que sientes que te empiezan a flaquear las fuerzas. Y es por eso por lo que he empezado este post con esa frase.

 

Antonio Molina era compositor. Un gran compositor, el mejor que he conocido. Era, como yo, gaditano. Ahora es la luz más brillante de Andrómeda. Él, también es el comienzo de Método Sáncal. Cuando le conté. atropelladamente y por teléfono, lo que llevaba meses rondándome la cabeza, me contestó, al yo preguntarle si le parecía algo descabellado, exactamente eso: Ninguna idea para ayudar a otros, es lo bastante loca si nace como producto de la reflexión. En los momentos difíciles lo leo, y vuelvo a sonreír sabiendo que sí se puede.

 

Método Sáncal también es él, y por eso he querido compartirlo con vosotros.

¡Nos vemos el próximo viernes!

 

Que tengáis un fin de semana lleno de sonrisas.

 

Marián Sánchez

No comentarios

Publicar un comentario